Sobre el Open Matemático

XXXII OpenEscribir sobre el Open Matemático es todo un reto. Este año se ha celebrado la XXXII edición y lo que una alumna de Estalmat, que ha destacado luego como poeta, denominó en un juego de palabras humorístico como Open Ledesmatic, es hoy probablemente una de las competiciones matemáticas más importantes de las que se celebran cada año en nuestro país.

Estamos hablando de una prueba que dura casi seis semanas y reúne aproximadamente a ¡un millar! de estudiantes desde Melilla hasta Galicia. Cada uno de ellos realiza las pruebas en su lugar de residencia, desde donde posteriormente, se envían por e-mail para su corrección. Solamente la última prueba es presencial, celebrándose en distintas sedes posibles.

Este año tenía amigos de Asfames en Altea, pero tuve la suerte de que me acercaran a Requena para ver in situ, en el mítico Instituto número uno, a un puñado de variopintos estudiantes entusiasmados con las matemáticas. Variopintos por su procedencia geográfica, de prácticamente todas las comarcas de nuestra comunidad e incluso por las edades, algunos jovencísimos y otros a punto de llamar a las puertas de la Universidad.

Para mi reportaje escogeré uno de estos estudiantes al azar, al que voy siguiendo en los últimos compases de esta competición matemática tan emblemática. Como casi todos los que participan en la prueba, durante la mañana, desde las ocho hasta las dos del mediodía, el estudiante en cuestión estuvo en su instituto, como cualquier otro jueves, coincidiendo con la hora de salida, su familia acudió a recogerlo en coche. Al pertenecer a una localidad de la Ribera tenía una hora por delante para llegar a su destino. En el coche una cabezadita y un frugal pero delicioso refrigerio compuesto por varios sándwiches preparados con todo el amor del mundo por la que es sin duda su fan número uno, su orgullosa madre, alguien que entiende la importancia de este día y el reto que comporta.

 

open3

Como si de una máquina del tiempo se tratase, he visto en estudiantes que ya terminaron su carrera de matemáticas y siguen comprometidos con la investigación, como recuerdan estos su jornada en Requena. Hace dos años en Barcelona me impresionó como un joven investigador de mucho éxito recordaba cómo su padre lo había llevado a Requena siendo un niño, y se emocionaba al recordar el esfuerzo que hicieron entonces para que él pudiera cumplir su sueño de participar en esta memorable competición. Alguien que había participado en olimpiadas internacionales se sinceró con nosotros señalando al Open y a Requena como uno de los recuerdos más valiosos que atesoraba en su memoria.

Cuando, junto con el estudiante y su madre, llegamos a Requena, tuvimos el tiempo justo de tomar un café y saludar a algunos conocidos de Asfames y Estalmat. Muy pronto se abrieron las puertas del instituto y los chicos y las chicas saltaron a su interior, en donde Antonio Ledesma les fue saludando uno por uno, conocía el nombre y andanzas de la mayoría, y supo hacerles sentir como en casa nada más desembarcar en las salas y aulas del Instituto de referencia de Requena. Mientras los chicos invertían las horas en volcar su imaginación sobre los problemas propuestos, los acompañantes paseamos por la ciudad bien surtida de cafeterías y pastelerías donde poder endulzar la espera que fue larga, muy larga, porque allí nadie tira la toalla y se estiran los minutos repasando las soluciones propuestas para afinar aún más si cabe lo que cada uno tiene encomendado. Es un reto contra sí mismos que por definición no tiene fin…

open1

Para los que se reunieron en la sede de Altea, también fue un día especial, algunos se despedían del Open porque el año que viene ya estarán en la Universidad, donde sin duda, continuarán encontrando retos que estimulen su capacidad de imaginar un mundo de algoritmos todavía por descubrir.

Y ahora toca informar y celebrar los resultados de la edición de este año 2.020 que quizá son lo menos importante, aunque siempre alegra ver que los estudiantes de Estalmat suelen ocupar muy buenas posiciones en la clasificación general.

Pronto serán todos invitados a una fiesta para recoger sus trofeos y reencontrarse con amigos del mundo de los números.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *